www.gmg.cat
www.implica.eu
Català / Castellano

GMG finaliza las obras de una nueva vivienda unifamiliar de bajo consumo energético en Terrassa

Publicado por gmg
| el 11 febrero, 2014

El pasado otoño, GMG finalizó la obra nueva de una vivienda unifamiliar entre medianeras de bajo consumo energético, en la calle Major de Sant Pere de Terrasa, junto al conjunto histórico monumental de las Iglesias de Sant Pere.

En fase de proyecto, propusimos a los propietarios dotar a la vivienda de un conjunto de medidas para lograr la mejor eficiencia energética posible. Equilibrando la inversión disponible, las condiciones climáticas del emplazamiento y las prioridades de nuestros clientes, hemos conseguido una carga térmica de tan sólo 35 kwh/m2 año y una clasificación energética C, lo que supone una reducción del 70 % sobre los estándares que alcanzan por la aplicación del código técnico de la edificación.

Para conseguirlo, hemos aislado las fachadas de la vivienda con un sistema SATE, compuesto por placas de poliestireno expandido de 8 cm de espesor que contienen grafito. También hemos mayorado el aislamiento térmico de la cubierta disponiendo placas de 16 cm, y las paredes medianeras con 5 cm de lana de roca. Todas las cajas de persianas están aisladas térmicamente y tienen el registro exterior para evitar puentes térmicos. Las persianas son de lamas orientables que posibilitan realizar el control solar en las diferentes épocas del año y optimizar el aprovechamiento de la iluminación natural.

En cuanto las instalaciones, el calentamiento del agua sanitaria se realiza con dos colectores solares y unos depósitos de acumulación de capacidad mayorada. Para la calefacción hemos instalado una caldera de condensación de alta eficiencia energética y para reducir el consumo eléctrico en iluminación, todas las luminarias disponen de lámparas led.

Según las tarifas vigentes de gas y electricidad, este conjunto de medidas permitirá mantener la vivienda en condiciones de confort durante todo el año, con un coste de 600 € al año en calefacción y refrigeración. Se prevé que el conjunto de medidas de eficiencia energética introducidos quedará amortizado en un periodo de 7 años y 11 meses.

Comentarios

Deja una respuesta